WHATSAPP CHAT: ¿Alguna pregunta? Listo para responder

¿Qué son?

Chuces y golosinasLas golosinas destacan como un manjar generalmente dulce (aunque también existen golosinas saladas), cuya única finalidad es la de satisfacer nuestros antojos. Son consumidos principalmente por niños y adolescentes, pero ello no quita, para que en determinados momento a todos nos apetezca un mordisco de ese delicioso manjar.

La forma coloquial de llamar a este dulce, y que todos conocemos, es “chuche” y podríamos decir que es más utilizado que su verdadero nombre “golosina”.

Para este fin de “comer entre horas” o “picotear” se pueden emplear diversos grupos de alimentos con distintas características nutricionales, tales como:

1.- Golosinas y dulces (caramelos, gominolas, chicles,...): en su composición predominan los azúcares y las grasas, además de los aditivos.

2.- Chocolates (bombones, huevos de pascua,...): cacao y azúcar, además de leche, manteca y grasas. Cuando a estas barritas de chocolate y galleta se asocian frutos secos y caramelo (“snacks”) su contenido calórico se dispara.

3.- Aperitivos (patatas fritas, cortezas, frutos secos,...): grasas y aceites con elevado valor calórico y exceso de sal.

4.- Batidos, yogures y helados: leche y aditivos, en el mejor de los casos.

5.- Zumos: pocas calorías, bastante azúcar y mucha vitamina C... pero siempre es mejor la fruta entera (fibra).

6.- Bollos y galletas: hidratos de carbono y grasas (la mayoría de coco o de animales, que son grasas saturadas, es decir las que empeoran el colesterol sanguíneo).

Los tres primeros grupos son los que más se ajustan al concepto de “chuches”, siendo los más empleados por los niños españoles (en esto también influyen las costumbres)

Fuente: AEPap